Los médicos y el personal hospitalario han sido los héroes de esta pandemia, merecen todo nuestro respeto y sobre todo la protección del Gobierno.

Exigimos que los médicos y personal que atienden en cada una de las instituciones, hospitales y clínicas privadas, reciban la dosis correspondiente de la vacuna contra el COVID-19. 

Sin distinción o excepción alguna. 

Nuestra primera línea de defensa necesita de todo nuestro apoyo en Nuevo León y en todo México.

Desde que inició la pandemia hemos estado apoyándolos con donaciones de insumos médicos, y hoy seguiremos estando de su lado.

Soy el único que no tiene padrinos, ni compromisos con el centro, yo solo le respondo a la gente de Nuevo León.

Agradezco el apoyo y el respaldo a este proyecto, no les vamos a fallar. Cuando seamos Gobierno, vamos a luchar para conseguir las dosis necesarias para que los neoleoneses, sin distinción, puedan ser vacunados.